Demian Duarte

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que a partir de julio la pensión universal para adultos mayores se entregará a mayores de 65 años de edad en todo el país y que además se iniciará con un proceso de incremento gradual de la misma hasta llegar a los 6 mil pesos por bimestre en el 2024.

Detalló que el plan de aumento a las pensiones iniciará desde julio del presente año con un incremento del 15 por ciento. 

A partir de enero de 2022, 2023 y 2024 el aumento será del 20 por ciento anual más inflación hasta llegar a seis mil pesos bimestrales, explicó el presidente.

Desde Guelatao, Oaxaca y con motivo de la conmemoración de los 215 años del nacimiento de Benito Juárez, el jefe del poder ejecutivo anotó que el presupuesto tiene el propósito de servir a las personas y no a los intereses corporativos o facciosos, por lo que la acción del gobierno debe convertirse en apoyo para la gente que necesita ayuda y solidaridad.

“La decisión que estoy tomando y dando a conocer desde Guelatao representa incrementar el presupuesto anual para la pensión de adultos mayores de 135 mil millones de pesos a 240 mil en 2022, a 300 mil millones de pesos en 2023 y a 370 mil millones de pesos en 2024. De esta manera se beneficiará a 10 millones 300 mil adultos mayores”, detalló.

López Obrador dijo que los recursos saldrán del presupuesto público sin aumentar la deuda ni los impuestos y sin gasolinazos. Es, básicamente, lo obtenido por ahorros de la austeridad republicana juarista, pues se seguirá aplicando el criterio de que no debe haber gobierno rico con pueblo pobre y que la corrupción ha de ser desterrada por completo. Además, este derecho a la pensión está ya elevado a rango constitucional y, esté quien esté en el gobierno, el presupuesto para los adultos mayores no podrá disminuir de un año a otro.

Añadió que el plan contempla también la actualización de las UMAS conforme a la inflación anual y el incremento continuo del salario mínimo, hasta que recupere, en el transcurso del tiempo, todo lo perdido durante el periodo neoliberal.

El presidente Andrés Manuel, comentó que este anuncio ese hace en coincidencia con el inicio de la primavera, un día en que la oscura y la luz tiene la misma duración y esto representa que tras una noche neoliberal de cuatro décadas el país tiene condiciones para salir adelante.

“Nuestro país vive hoy una primavera política y social en la que establecemos libertades, barremos la inmundicia de la corrupción y recuperamos la prioridad del Estado mexicano que nunca debió perderse: la de atender, en primer lugar, a los más desamparados, a los más oprimidos, a los que han sufrido, desde siempre, las mayores injusticias y los peores atropellos”, manifestó.

“Entre esas personas están nuestros adultos mayores, los que nos dieron educación, principios, ejemplo, identidad e historia y a los que decisiones injustas dejaron en el abandono y en la intemperie. Están también nuestros jóvenes, a los que un proyecto depredador y corrupto dejó sin lugar en el mundo. Y están también nuestros pueblos originarios, víctimas de una labor de conquista, saqueo, destrucción y opresión iniciada hace cinco siglos y continuada en el virreinato; incluso, durante la República independiente”, subrayó.

En esta primavera y en este renacimiento nacional honramos, pues, la memoria del presidente Juárez con acciones concretas y reiterando nuestro lema: Primero los pobres, dijo López Obrador.

“El poder se convierte en virtud cuando se usa para servir a los demás, sin distingo alguno, y especialmente cuando se destina a beneficiar a los más desfavorecidos”, recalcó en ese mismo sentido.

Recordó que fue En el 2016 se tomó la decisión de pagar las pensiones tomando como base la Unidad de Medida y Actualización, los trabajadores han estado demandando que se regrese a la medición anterior, es decir que sea el salario mínimo el que determine el incremento sobre las pensiones.

El presidente explicó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación decidió  que las pensiones se regularán con las UMAS, pero en esta etapa en que el salario mínimo ha crecido 44% en términos reales, la UMA se ha reducido en 58% en relación al salario mínimo, razón por la que buscó un mecanismo para equilibrar esa situación.

Detalló que una UMA es equivalente a 89 pesos 62 centavos, comparada con 141 pesos 70 centavos del salario mínimo. Si se toma en cuenta el salario mínimo en la frontera, que es de 213 pesos 39 centavos, la diferencia es aún mayor, se eleva a 138 por ciento.

Se argumenta por parte de sectores productivos y del mismo gobierno que, si se decidiera la desaparición de la UMA y se regresara a la base del salario mínimo, éste no se incrementaría más allá de la inflación por el peso que significa el pago de las pensiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here