Demian Duarte

Alfonso Durazo recibió la casa ardiendo en materia de violencia y asesinatos, pues la entidad reportó 1 mil 304  homicidios al cierre del mes de agosto, con lo que quedó de manifiesto el desastre y mal manejo en materia de seguridad pública diagnosticado para la entidad en los relativo al anterior gobierno.

La incidencia de asesinatos en Sonora siguió imparable durante el mes de agosto y de acuerdo con el reporte de seguridad del gobierno federal, en los primeros 8 meses del año la entidad reportó 1 mil 304 asesinatos dolosos, lo que ubica a la entidad como el estado número 7 en violencia asesina, de acuerdo con el informe mensual de violencia y asesinatos que presenta la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana en todo el país.

En esta situación llama la atención el caso de Cajeme, donde se registra un alza en el volumen de asesinatos, con 54 en total reportados en agosto, frente a 20 que se reportaban en agosto del 2020, lo que ubicó a este municipio como el número 3 a nivel nacional en niveles de violencia, solo detrás de Tijuana y Ciudad Juárez que reportan 146 y 96 homicidios respectivamente.

En el top 6 de los asesinatos la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana ubica a Guanajuato como el estado más violento del país con 2 mil 383 asesinatos documentos en los primeros 8 meses del año, en segundo está el vecino estado de Baja California con 2 mil 157 casos, seguido de Michoacán con 1 mil 754, Estado de México que es el cuarto estado más violento con 1 mil 716 casos de asesinato, Chihuahua en el 5 con 1 mil 701 y Jalisco en el 6 con 1 mil 677 homicidios.

Detrás del 7 que es Sonora vienen otras entidades como Zacatecas (1,032) y Guerrero (908) sin embargo de los 22 mil 611 asesinatos cometidos en el país entre enero y agosto pasado, entre los primero 7 estados se cuentan 12 mil 692, es decir el 56 por ciento de los casos de homicidio doloso reportados en México.

Cajeme no es el único foco rojo en Sonora, de hecho en el mapa de incidencia figuran los municipios de Hermosillo, Guaymas y Nogales como frentes abiertos, Hermosillo con una tendencia de baja de 28 homicidios reportados hace un año a 22 casos en agosto, Nogales también de baja con 9 y Guaymas con 8, sin embargo forman todos ellos parte de los 50 municipios considerados prioritarios en la estrategia de seguridad nacional por los altos índices de violencia.

Del informe de la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, llamó la atención que Caborca y Empalme, dos municipios con alta incidencia de violencia y criminalidad por la presencia de grupos del crimen organizado dejaron de aparecer.

Alfonso Durazo, gobernador de Sonora dijo en su mensaje inaugural que el asunto de la violencia e inseguridad que padece Sonora es tema central de su administración y que incluso creará la Guardia Estatal de Seguridad, misma que sustituirá a la Policía Estatal Preventiva.

“La policía estatal cuenta con 1 mil policías para atender para todo el estado y se se requieren 6 mil elementos, crearemos la Guardia Estatal de Seguridad a partir de la conversión de la PESP, y la apoyaremos presupuestalmente para pasar de 1 mil a 2 mil elementos en el primer año y para el 2027 contaremos con 4 mil efectivos”, anotó.

“Crearemos instituciones como la Unidad Estatal de Inteligencia Financiera, el centro estatal de inteligencia y campus regionales de la universidad de policía en Cajeme y Caborca, además de instalaciones para el Ejército, la Marina y la Guardia Nacional en Caborca, Puerto Peñasco, Bacadehuachi y Yécora”, resaltó Durazo.

También enfatizó que la inseguridad no es un tema simple y no puede simplificarse, la base de la inseguridad —dijo— es el bienestar social y la generación de oportunidades para todos, en particular para los jóvenes sonorenses.

Vamos, por consiguiente, a crear las instituciones de seguridad para que el estado esté en capacidad de enfrentar a la criminalidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here