Demian Duarte

Vícam Pueblo; Guaymas.- El presidente  Andrés Manuel López Obrador pidió perdón a la Nación Yaqui a nombre del Estado Mexicano y manifestó que nunca más debe permitir injusticias contra ningún grupo étnico del país.

En el exacto encabezado en Vícam el jefe del poder ejecutivo federal consideró que los agravios del pasado merecen reparación.

“Deseamos ofrecerles perdón por los crímenes de Estado que se cometieron contra sus antepasados, sobre todo durante el porfiriato, aunque no sólo durante esa dictadura.”

“Lo hago (el acto de justicia y petición de perdón) porque, ya lo expresé, porque es un acto de justicia a sus antepasados los yaquis y es un acto de justicia a todos los pueblos indígenas de México, la verdad más íntima, más entrañable de nuestro país, de nuestra nación; pero también lo hago por mis convicciones, por mis propias convicciones, porque desde hace muchos años he sostenido que, por el bien de todos, primero los pobres”, subrayó el presidente López Obrador.

En ese sentido se anunció la inversión de 11 mil 600 millones de pesos en diversos proyectos de infraestructura hidráulica y urbana inversión para la dotación de tierras, garantizar el derecho al agua y un programa de bienestar, acciones que se encuentran en marcha mediante el trabajo conjunto con autoridades tradicionales.

“Estoy seguro de que, los tres años que me quedan como presidente, terminaré de cumplir todos los compromisos que hoy estamos refrendando y acordando”, dijo López Obrador.

El presidente se dijo tranquilo de que Alfonso Durazo Montaño ya esté al frente de la gubernatura de Sonora, pues él es garantía de que los procesos de reparación del daño y resarcimiento se realizarán de manera correcta.

Recordó que los pueblos originarios fueron considerados enemigos a los que había que someter o destruir, manifestó el presidente, al recordar que se les señalaba como “salvajes” y como enemigos del progreso, aunque en realidad se buscaba despojarlos de sus tierras y sus aguas.

“Este régimen ha quedado atrás. El Estado mexicano no debe permitir nunca más la marginación, el abuso y las injusticias en contra de los yaquis y de ningún otro grupo étnico o cultural de nuestro país. Por ello, ahora venimos a refrendar nuestro compromiso de hacer justicia a los pueblos yaquis”, asentó López Obrador.

En el encuentro con los gobernadores tradicionales de Vícam Pueblo, Crisógono Castillo Bacasegua; Pótam, Juan Espinoza Leyva; Tórim, Florentino Martínez Molina; Ráhum, Ramón Valenzuela Álvarez; Huírivis, Juan Miguel García Vega; Belem, José Ricardo JaimesValenzuela; Loma de Guamúchil Cócorit, Guillermo Valdez Castillo; Loma de Bácum, Juan María Estrella Molina; así como el presidente de Pascua Yaqui, Peter Yucupicio y el secretario de la Guardia Tradicional de Vícam Pueblo, Onésimo Buitimea Valenzuela, López Obrador firmó el plan de justicia y el decreto que da pie a la cración del Distrito de Riego 018 y su entrega al pueblo Yaqui y sus autoridades tradicionales.

El presidente anunció tres acciones fundamentales:

Primero, restituir hasta 20 mil hectáreas de tierras, de las cuales hoysuscribió la entrega de dos mil 943. 

En segundo lugar, garantizar agua para los pueblos y para la agricultura, lo que incluye que las propias autoridades administren el distrito de riego:

“Vamos a invertir, sólo en el plan hidráulico, alrededor de seis mil millones de pesos y es mi compromiso para que haya agua en los pueblos yaquis.”

En tercer lugar, el presidente recordó que ya está en marcha el programa integral que incluye mejoramiento urbano, a lo cual se suman mil 500 apoyos para vivienda entregados, y comprometió una unidad médica del IMSS-Bienestar en cada pueblo de este territorio.

“No estamos iniciando en este acto estas acciones, llevamos alrededor de dos años trabajando de manera conjunta con las autoridades tradicionales y ya empiezan a verse resultados. Estoy seguro que los tres años que me quedan como presidente terminaré de cumplir con todos los compromisos que hoy estamos refrendando y acordando”, apuntó.

Por su parte el director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y titular de la Comisión Presidencial de Justicia para el Pueblo Yaqui, Adelfo Regino Montes, recordó que el presidente López Obrador y gobernadores tradicionales acordaron la construcción del plan de justicia durante el encuentro en Pótam el 16 de octubre de 2019, con miras a lograr una solución de fondo al despojo territorial y agravios en contra de los pueblos.

Agregó que, tras el continuo proceso de diálogo entre autoridades tradicionales y titulares de las dependencias del gobierno federal, se construyeron los Acuerdos del Plan de Justicia del Pueblo Yaqui que hoy firmaron el presidente y los gobernadores.

Detalló que el jefe del Ejecutivo federal también suscribió el decreto para devolver dos mil 943 hectáreas al pueblo yaqui, que formarán parte de su patrimonio, tanto a título colectivo como comunal.

Respecto al derecho al agua, expuso que se acordó la construcción del Acueducto Yaqui con extensión de 158 kilómetros, que correrá de la presa del Oviachic hasta Bahía de Lobos y las Guásimas, con lo cual se dará solución al abastecimiento de agua potable para consumo humano.

“Y en un acto sin precedentes, hoy el presidente firmará el decreto por el que se crea el Distrito de Riego número 18 y su inmediata transferencia al pueblo yaqui. Será administrado directamente por el pueblo yaqui a través de una comisión que ellos han creado; tendrá una superficie de 126 mil 259 hectáreas, de los cuales 61 mil 223 serán irrigables con un volumen de 673 millones de metros cúbicos.”

“Siguiendo la premisa juarista de que nada por la fuerza, todo con la razón y el derecho, se acordó construir el Plan de Justicia del Pueblo Yaqui mediante un proceso de diálogo respetuoso con sus autoridades tradicionales”, señaló Adelfo Regino.

“Quisiera destacar de manera importante los acuerdos sobre la tierra y el territorio, una vez que se hicieron los recorridos en lo que ellos conocen como sus puntos naturales. Y sobre esta base se ha acordado resarcir al pueblo yaqui más de 20 mil hectáreas de tierra para cumplir plenamente el acuerdo y la resolución del general Lázaro Cárdenas del Río”, agregó.

Como un primer acto para honrar este compromiso, hoy el presidente de México firmará el decreto porque el se devuelven al Pueblo Yaqui dos mil 943 hectáreas para que sean parte de su patrimonio territorial, a título colectivo, a título comunal.

Asimismo, con la coordinación de la Sedatu, de todo el sector agrario, se han iniciado los procedimientos de declaratoria y asignación de tierras nacionales. Esto es un paso muy importante que se hará a través del diálogo con los presuntos pequeños propietarios y posesionarios, y con ello garantizar la integridad territorial del pueblo yaqui.

Un segundo tema muy importante es lo que tiene que ver con el derecho al agua, y una primera decisión que se ha tomado es la construcción del acueducto yaqui, que tendrá una longitud de 158 kilómetros, que va ir desde la presa del Oviachic hasta las Guásimas, hasta Bahía de Lobos, y con ello vamos a resolver el problema de la falta de agua potable para consumo humano aquí en el territorio yaqui.

También, se están realizando un conjunto de acciones para garantizar bienestar y desarrollo al pueblo yaqui. 

Y también en este momento, señor presidente, quiero informarle que nos están escuchando a través de la radiodifusora cultural indígena que lleva la voz, que lleva por nombre La voz del río yaqui. 

Esto es muy importante porque, además de los servicios sociales que presta va a fortalecer, va a trabajar para que se fortalezca la cultura, la lengua, la cosmovisión, el pensamiento ancestral del pueblo yaqui. Por todo esto, está previsto una inversión inicial de 11 mil 600 millones de pesos, de los cuales en este año ya se está ejerciendo mil 500 millones de pesos, puntualizó el director de Pueblos Indígenas.

El secretario de la Guardia Tradicional del pueblo Tórim, Jesús Patricio Varela Martínez, afirmó que el plan de justicia responde ante los agravios cometidos a lo largo de la historia en contra del pueblo yaqui, por lo que no se trata de un regalo, sino de devolver lo que les pertenece.

Añadió que gracias a la recuperación de las primeras hectáreas, el pueblo yaqui volverá a contar con una tierra colectiva para siembra y pastoreo; y la entrega del distrito de riego, así como la construcción del acueducto permitirán aumentar la producción agrícola y pecuaria, además de contar con agua saludable y suficiente. Igualmente, la construcción de escuelas, hospitales y una radiodifusora, así como la aplicación de proyectos permitirán una vida más digna para los pueblos:

“Con la tribu yaqui se está dando el primer paso de justicia hacia los pueblos indígenas, pero los yaquis queremos justicia para todos los pueblos indígenas y afromexicanos de este país. Por eso, este Plan de Justicia debe sentar las bases para un nuevo acuerdo con la nación y que ese acuerdo quede plasmado en nuestra Constitución, recalcó.

En ese contexto, en nombre de los pueblos indígenas y afromexicanos del país, entregó al presidente la propuesta de reforma constitucional, construida colectivamente a lo largo de dos años, que incluye más de 650 mil firmas:

“Le pedimos que la haga suya y a nuestro nombre la presente al Congreso de la Unión. Amor con amor se paga y nosotros lo queremos y respetamos mucho. Ayude a México para que en el futuro no se vuelvan a repetir los horrores del pasado, para que nunca más haya un México sin nosotros, los pueblos indígenas.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here