AMLO en EU y el vuelco de la historia

0
47

Sonora Power por Demian Duarte, se publica en SDP Noticiashttps://www.sdpnoticias.com/opinion/amlo-en-estados-unidos-y-el-vuelco-de-la-historia/

Es interesante observar los vuelcos que da la historia y en plazos sumamente cortos. 

En México no hace mucho se decía de Andrés Manuel López Obrador que era un peligro para el país y que además el principal riesgo de su llegada al poder era la posibilidad de que con su visión de la economía y del mundo, hiciera volar en mil pedazos la relación con los Estados Unidos.

Como paradoja, hoy el presidente de México emprende su tercer visita como mandatario a los Estados Unidos, sostendrá una cumbre con su homologo Joseph Biden y lo hace en condiciones inéditas, donde un auténtico líder —ya no solo de su país sino de la transformación de América Latina— es quien propone la agenda, impulsa acuerdos e incluso está dispuesto a cederle algo de su popularidad al presidente del vecino país del norte a cambio de que impulse los cambios políticos que se necesitan en su país.

Lo más interesante es que AMLO no es arrogante al respecto, se comporta con humildad y le lleva soluciones al presidente Yankee, en especial para resolver la crisis de producción que deriva del atorón migratorio, para atender la crisis de carestía que resulta de los errores de calculo económico y político cometidos ante la guerra en Europa y para impedir que la poderosa nación del norte pueda ser desplazada por una economía pujante, que pudiera tomar control del orden geoeconómico global, como es China.

La verdad es que hoy en día, López Obrador es un líder con credibilidad internacional, que es escuchado y respetado en todo el continente y aunque en México los reductos oposicionistas, no le concedan absolutamente nada a la seriedad de sus propuestas ni a la claridad de su visión, la realidad es que siguen sangrando profusamente por la herida del resentimiento.

El líder de la cuarta transformación mexicana, llegó el lunes a Washington D.C. en su mejor momento al respecto de su imagen en el exterior, ya sabemos que a nivel mundial, que recolecta la consultora Estadounidense “Morning Consult”, el presidente tiene un 66% de aprobación, por solo un 29% de rechazo, un nivel altísimo que lo tiene solo detrás del primer ministro de la India Narendra Modi, que goza del 75% de aprobación y de solo un 20% de rechazo.

De hecho los datos recabados del 29 efe junio al 5 de julio, hablan de que la popularidad de AMLO entre sus gobernados se sostiene, mientras la de otros mandatario se cae. Para el caso de América del Norte, Biden tiene apenas un 38% de aprobación y un 55% de rechazo, lo que lo pone entre la espada y la pared.

A Biden le urge una bocanada de oxigeno, tras año y medio de una gestión que ha ido de tumbo en tumbo a partir de la indecisión de impulsar las medidas que se necesitan para sacar a su economía de un impasse que comienza a coquetear con un ambiente recesivo.

No me cabe duda de que al darse estas señales, sí Estados Unidos corre riesgo, México tendría que entrar en pánico, sin embargo creo que las medidas contracíclicas que se han impulsado en nuestro país permitirán blindar nuestra economía y el mercado interno, aún en un ambiente complejo como el que se plantea.

Sin embargo considero sumamente interesante la actitud que tiene López Obrador, él mismo manifiesta que es el momento de tomar acción, de no quedarse sentado y cruzado de brazos mientras las cosas suceden.

Y en ese entorno es que va a Washington, a una cumbre solicitada por él, luego de haberse convertido en el protagonista de una “Cumbre de las Américas” a la que descartó asistir por la imposición de una agenda excluyente.

El presidente mexicano acude a la cita empoderado por el apoyo de 38 millones de emigrantes  y descendientes de emigrados mexicanos, que son la mayor minoría en ese país y que tienen en sus manos un proceso importante de transformación en el seno mismo de los Estados Unidos, pues al igual que en México, han descubierto que su voto vale, y vale lo mismo que el de los anglosajones, que el de los afroamericanos e incluso mucho más que el de los votantes de otras minorías que tienen gran peso e influencia en la toma de decisiones en ese país, sin que numéricamente correspondan al peso e influencia que comienza a tomar el voto mexicano.

Hoy en día California, pero también Arizona, Nuevo México, Nevada y otros estados que son lo que tienen mayor dinamismo económico, comienzan a dar un giro y votan masivamente por gobernantes y representantes de origen mexicano, y de eso ha tomado nota la elite política de Estados Unidos y por supuesto también es percibido por el presidente López Obrador.

Además a Estados Unidos le urge salir de la inacción política y tomar a la voz de ya medidas que permitan a su economía salir del estancamiento en que se encuentra para reencontrarse con su verdadero potencial.

López Obrador tiene la pelota en sus manos, y claro dependerá de que tan bien mueva sus piezas y su estrategia el tipo de recibimiento y respuesta que obtenga de Washington.

Este martes es el gran día de la su cita con la historia.

Correspondencia a demiandu1@me.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí