En 2020, los ingresos tributarios crecieron significativamente con relación al Producto Interno Bruto (PIB). Se estima que dichos ingresos representan 14.5 % como proporción del PIB, el más alto de los últimos 10 años respecto del PIB y 1.3 puntos porcentuales adicionales respecto de 2019 sin pandemia.

Asimismo, los estímulos fiscales en la frontera norte fueron de aproximadamente 76 mil millones de pesos. Esto es, 73.2 mil millones de pesos correspondientes al estímulo de IVA y 2.8 mil millones de pesos al estímulo de ISR. 

Gracias al compromiso y a la solidaridad de las y los contribuyentes durante la contingencia sanitaria, las contribuciones internas registraron un aumento de 7.1 % real respecto a 2019, lo que compensó la baja actividad de comercio exterior que registró una disminución de 13.6 % real en ese mismo periodo. 

Para compensar el impacto de la pandemia en los ingresos, el SAT encaminó su esfuerzo recaudatorio para obtener 496.2 mil millones de pesos en ingresos adicionales, lo que representó 2.2 % del PIB de 2020,  con acciones de eficiencia, fiscalización y cobranza: 

• La eficiencia recaudatoria generó ingresos por 110.8 mil millones de pesos debido a que las y los contribuyentes cumplieron con sus declaraciones de manera oportuna; al mismo tiempo, se identificó a personas contribuyentes que presentaron inconsistencias en el pago de sus obligaciones, lo que se tradujo en acciones de cobranza coactiva.

  • La evasión y elusión fiscal recuperó 385.8 mil millones de pesos a través de los programas de fiscalización; se obtuvieron 216 mil millones de pesos de grandes contribuyentes y 169.8 mil millones de pesos por fiscalización sin judicialización.
  • En el combate a la corrupción, a través de la detección oportuna de delitos cometidos por personas servidoras públicas y contribuyentes, se promovieron las siguientes denuncias: 

o 263 ante la Secretaría de la Función Pública en contra de 654 servidoras y servidores públicos.

o 49 denuncias ante la Fiscalía General de la República por presuntos delitos en contra de 90 servidoras y servidores públicos y 1 mil 18 contribuyentes, de los cuales, 514 fueron personas físicas y 504 fueron personas morales.

En cuanto al reconocimiento internacional, las evaluaciones realizadas al SAT por organismos y calificadoras del exterior, reconocieron que la estrategia de recaudación tributaria permitió garantizar los recursos suficientes para el sector salud, así como para los programas sociales y prioritarios. 

  • La calificadora Fitch ratificó el grado de inversión para la deuda soberana de México indicando que los ingresos tributarios han sobrepasado las expectativas y las autoridades han podido disminuir la contratación de deuda en 2020. Asimismo, destacan en dicho documento los acuerdos logrados con los grandes contribuyentes para el pago de sus obligaciones. 
  • El Fondo Monetario Internacional indicó en la evaluación anual que realiza a México (Artículo IV) que la respuesta fiscal del SAT ha sido positiva comparada con los otros países de América Latina y del G20. 

El equilibrio de la política fiscal permitirá que nuestro país inicie la reactivación económica en una posición con mayor ventaja que otras economías. 

Finalmente, gracias a la colaboración de las personas contribuyentes, de los trabajos coordinados con otras instancias del Gobierno de México y al esfuerzo del personal del SAT, a pesar de la difícil situación frente a la pandemia, se tiene el compromiso para que en 2021 continue el trabajo arduo, eficiente y honesto; y de esta manera fortalecer las finanzas públicas mediante la estrategia del abc institucional: aumentar la recaudación, bajar la evasión y elusión fiscal y combatir la corrupción, con vocación humana y conciencia social (Comunicado SHCP).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here