Sonora Power 2021

Por Demian Duarte

Pasó la fecha inaplazable del 6 de junio y vaya que trajo consigo vientos de cambio, comenzando por lo que dejó en los estados, donde 11 entidades se sumaron al proyecto transformador de Andrés Manuel López Obrador y la cuarta transformación.

Pero eso no es todo, además de gubernaturas, la 4T logró mantener la mayoría simple en la Cámara de Diputados y mayorías en 19 de los 32 congresos estatales, mostrando en los hechos que somos una vasta mayoría de mexicanos los que estamos por la idea de un desarrollo más justo y de un país de equilibrios.

El autor tiene 31 años de experiencia en el periodismo

Resulta gracioso y por momentos desconcertante observar, leer y escuchar que quienes fueron derrotados por la voluntad ciudadana persisten en su discurso de odio, clasismo y división del país.

Y es que de hecho su interpretación de que ganaron algo y que en base a ese hipotético triunfo lograrán construir su fortaleza de cara al 2024 y en busca de la revocación de mandato del presidente López Obrador en el 2022, es de los argumentos más absurdos que he escuchado.

Sin duda en la Ciudad de México el efecto del incidente de la Línea 12 del Metro tuvo un impacto en el proceso a escala local, con el resultado en las alcaldías, donde Morena perdió en 9 alcaldías y prevaleció en 7, significa un revés, que sin embargo comparado con el entorno nacional, es pecata minuta.

En el resto del país el asunto es conocido, el noroeste y el Pacífico se pintaron de color guinda con Sonora, Baja California, Baja California Sur, Sinaloa, Nayarit, Colima, Guerrero y Michoacán volteando a la causa morenista, lo mismo que Campeche, Tlaxcala y Zacatecas. San Luis Potosí incluso con el triunfo de la coalición PVEM-PT aliados de Morena también se suma a la causa de la 4T, dejando a Morena con 17 gubernaturas (más de la mitad del país).

De hecho el PAN conservó 2 de 4 estados que tenia en disputa, al ganar Chihuahua y Querétaro, pero perder Baja California Sur y Nayarit; el MC tuvo enormes ganancias al sumar Nuevo León a su causa y el PRI es el mayor perdedor al haber obtenido cero triunfos y perder las 8 que tenía en disputa (Sonora, Sinaloa, Colima, Campeche, Tlaxcala, San Luis Potosí, Guerrero, Zacatecas).

El nuevo mapa político de la Ciudad de México

Lo más interesante es que aún en esas condiciones los líderes de esos partidos políticos PRI y PAN, que decidieron aliarse a instancias del proyecto “Va por México” promovido por Claudio X. González, se dicen triunfantes, Marko Cortés y Alito Moreno, pretenden no darse cuenta del enorme descalabro que sufrieron, ni de que los ciudadanos han decidido repudiarlos a ellos y a sus partidos, por todo lo que representan.

Leí con atención un análisis que hace el panista de Chihuahua Gustavo Madero, que dice a sus correligionarios que creer que ganaron algo y que le quitaron la mayoría calificada a Morena y al presidente López Obrador es un autoengaño, pues la proporción de votos conseguida por el presidente es mayor que los resultados del 2018, cuando tomo forma un tsunami que arrolló la escena política nacional.

Y en los hechos esto es verdad, Morena y sus aliados obtuvieron el 50 por ciento de los votos emitidos, mientras el PRIANRD el 46.7%, siendo que en el ciclo electoral anterior habían logrado el 50% de poco más de  47 millones 230 mil votos emitidos en esta elección, en la que no se disputó la presidencia y donde se dio una participación ya considerada histórica con el 52.2% de votos emitidos. 

Naturalmente que en los estados en que se da la alternancia, comenzando por Sonora que es mi escenario, ya soplan vientos de cambio y renovación, y aunque quedan expedientes abiertos a 4 días de la elección, como es el recuento voto x voto para definir al ganador (a) de la contienda a la alcaldía de Hermosillo, lo que se puede observar a simple vista es un triunfo arrollador de Morena y la 4T en la entidad, donde el ahora partido mayoritario tendrá la gubernatura, la presidencia de los municipios más poblados del estado y la mayoría en este caso sí calificada (es decir 2/3) del Congreso del Estado.

Alfonso Durazo, del lado correcto de la historia

Mi opinión y conclusión es que nos conviene ir hacia la reconciliación y dejar atrás las diferencias, entender que las cosas han cambiado para bien y que poco a poco se irá estableciendo un nuevo orden de cosas que contribuirá a forjar una sociedad más justa y equitativa.

Quienes no quieran entender y asumir esa nueva realidad corren el riesgo de quedarse muchos al margen de una fase mucho muy importante de desarrollo que tendrán nuestro estado y nuestra región y otros tantos de pasar al ostracismo y ser depositados en el ya famoso y muy poblado basurero de la historia.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here