El Senado aprobó este martes, en lo general y en lo particular, la minuta con proyecto de decreto por el que se reforman diversos ordenamientos legales en materia de subcontratación.

Con 110 votos a favor, uno en contra y una abstención se avaló la minuta. El proyecto de ley se enviará al presidente Andrés Manuel López Obrador para su promulgación tras haber sido aprobado por la Cámara baja la semana pasada.

Si bien la legislación apunta a eliminar los vacíos fiscales y brindar condiciones más justas a los trabajadores, también se espera que los cambios aumenten los costos laborales en México, donde muchas empresas han utilizado acuerdos de externalización para limitar las tasas de participación en las ganancias. La ley introducirá sanciones penales para las estructuras corporativas que evadan impuestos.

El Gobierno de López Obrador ha compensado una caída en los ingresos fiscales provocada por la recesión del año pasado con fuertes medidas contra la evasión. El proyecto de ley de subcontratación es el último esfuerzo de su Gobierno por desafiar a la élite empresarial del país y permitirá a su partido pregonar los avances para los trabajadores antes de las elecciones parlamentarias y locales de este año.

La senadora del partido gobernante Cecilia Sánchez calificó la subcontratación como “un esquema de abuso laboral que ha permitido el crecimiento desproporcionado de empresas que, además de dañar a los trabajadores, afectan los intereses del Estado al evadir sus responsabilidades fiscales”, dijo Sánchez. “Hoy es un día histórico”.

El año pasado, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) advirtió que un borrador inicial del proyecto de ley presentado por López Obrador podría haber tenido un impacto económico devastador para México. Pero el CCE terminó respaldando la propuesta del presidente a principios de este mes después de negociar como compensación un límite a los pagos obligatorios de la utilidad de las ganancias.

Rodolfo Ramos, analista de Bradesco BBI en México, señaló que es probable que el impacto económico del proyecto de ley sea “manejable”, incluso si se necesita más información de las compañías.

El proyecto de ley permitirá a las empresas subcontratar trabajo especializado fuera de la actividad económica principal de una empresa, pero aún apuntaría a formas agresivas de subcontratación, donde las empresas no pagan impuestos de nómina y cuotas de seguridad social.

El abogado laboral Ángel de la Vega dijo que el proyecto de ley dejaba muchos detalles para ser resueltos por las autoridades laborales, lo que aumenta las incertidumbres con respecto a su implementación.

El proyecto de ley se enviará al presidente Andrés Manuel López Obrador para su promulgación tras haber sido aprobado por la Cámara baja la semana pasada.

-La minuta reforma ocho leyes:Ley Federal del Trabajo, Ley del Seguro Social, Ley del Infonavit, el Código Fiscal de la Federación, la Ley del ISR, la Ley del IVA, la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, así como la Ley Reglamentaria. Sin embargo, la mayoría de los cambios se concentraron en la ley laboral.

-El “espíritu” de la reforma recae en la prohibición de la subcontratación de personal, pero permite la subcontratación de servicios especializados o de ejecución de obras especializadas que no formen parte del objeto social ni de la actividad económica preponderante.

-La subcontratación de servicios especializados u obras especializadas se permitirá siempre que las empresas contratistas estén registradas en el padrón público que estará a cargo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). Dicho registro será público: estará disponible para su consulta en internet, y deberá renovarse cada tres años.

-Habrá sanciones más severas para el outsourcing ilegal: se equipara a defraudación fiscal. Se fijaron multas de 173 mil a cuatro millones de pesos a quienes incumplan con las nuevas disposiciones. Y se prohíbe la deducción de impuestos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here