Sonora Power 2021

Por Demian Duarte

Llegamos a la instancia del primer debate entre aspirantes a la gubernatura de Sonora con toda la actitud, con muchas ganas de observar, analizar, escuchar propuestas y tratar con algo de paciencia de ver que se podía sacar en claro de las participaciones de los 6 candidatos.

El autor es periodista con 31 años de experiencia

Al final la expresión fue “lo mejor del debate es que ya se acabó”. Simplemente el debate no llegó, de hecho las fallas en la transmisión —que es responsabilidad del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana— y la actitud de uno de los moderadores, no ayudaron en nada.

Fue un verdadero caos de principio a fin, comenzando con el arranque de la emisión que nos tuvo casi 2 minutos sin audio, por lo que no pudimos escuchar ni las reglas del juego. Después el audio de la moderadora Soledad Durazo  simplemente tronó, al grado de que la periodista debió tomar un micrófono de mano y tratar de alguna manera de salir adelante.

Vi al otro moderador Luis Alberto Medina desesperado por tener protagonismo y por ponerle a los candidatos los temas que desde su enfoque muy particular de lo que es hacer periodismo le podrían interesar al auditorio.

El detalle es que las “fallas de origen” que a mi me parecieron más intencionales que accidentales, con loops infinitos de 2 participaciones del candidato de Redes Sociales Progresistas Cuauhtemoc Galindo, que casualmente evitaron que pudiéramos ver las participaciones de Alfonso Durazo Montaño, hicieron que muchos entusiastas ciudadanos se desistieran de seguir la emisión, pues de 5 mil 400 conectados al inicio, el público se bajó a poco más de 2 mil.

Eso y situaciones tan vergonzosas como darle la palabra a dos de los candidatos y a los 2 segundos decirles “y tu tiempo se acabó” por lo que no pudieron articular palabra, muestra que hubo fallas enormes en toda la producción, vamos no pudimos ni siquiera ver las conclusiones de Alfonso Durazo o Ricardo Bours porque la emisión se interrumpió.

De hecho, para nosotros que transmitimos a través del canal @SonoraPower en Youtube y Demian Duarte, Periodista en el Facebook la emisión nos resultó muy nutrida, con más de 6 mil reproducciones al momento de escribir estas líneas. Sin embargo para ser claros me dio la impresión de que el debate fue víctima de un autoboicot, pues no se explica como el Instituto Estatal Electoral, con vasta experiencia en la organización de esos encuentros, puede fallar en algo tan básico, partiendo de que dispone de 640 millones de pesos para financiar el proceso electoral, y los debates son parte esencial de ese enfoque de promover la participación ciudadana.

Para mi como observador y analista es muy complejo dar por ganador a alguien en un debate que no pude ver a plenitud, así que dice que en todo caso hubo en empate por forfit, pues el debate nunca comenzó, si acaso vi a los candidatos punteros Alfonso Durazo Montaño y Ernesto Gandara Camou a la defensiva y al “bravucón del barrio” Ricardo Bours Castelo intentando, pero no logrando llevar a nadie contra las cuerdas, pues terminó por enredarse en su lengua.

Los moderadores Soledad Durazo y Luis Alberto Medina

Aprecie a un Cuauhtémoc Galindo muy relajado, sabedor en todo caso de que no tiene nada que ganar ni que perder y que para él ya es todo un logro presentarse como candidato a gobernador, al final no tiene oportunidad.

Ví a Carlos Ernesto Zatarain “El Bebo” muy atropellado, hablando de su paso por el gobierno de Guaymas como si hubiera sido maravilloso, cuando todos sabemos que compartió espacio y tiempo con el exgobernador Eduardo Bours, que fue la etapa en la que el Puerto fue condenado a perder la mayor parte de su patrimonio histórico para caer en el abandono.

Al final “El Bebo” trató de defender a Alfonso Durazo y al gobierno de la 4T, pero fue tan intrascendente en su participación, que pasó desapercibido.

Rosario Robles Robles para ser académica del Colegio de Sonora y tener todos los grados académicos que presume, simplemente quedó a deber y cuando no se hizo bolas, ofreció ideas confusas.

Naturalmente la atención del público estaba centrada en Alfonso Durazo, que tuvo así momento al responder que en efecto el resto de sus contrincantes le hacen preguntas a él porque va muy arriba en las encuestas, por lo que vaticinó que obtendrá el triunfo en las eleciones del 6 de junio, creo que ese fue su mejor momento.

Ernesto Gándara cayó en el lugar común de quien no está en punta de las encuestas y va en segundo lugar, y dijo que la única encuesta válida será la del 6 de junio.

Dicho lo anterior no puedo declarar a un vencedor del primer debate, lo que si es que debo hacer una observación para la autoridad electoral y es que se deben corregir los enormes errores, fallas y omisiones cometidos en este primer ejercicio para la segunda parte, de hecho creo que Guadalupe Taddei, la consejera presidente de dicho organismo debe salir a explicar varias cosas, pues no se puede permitir que un evento de esa trascendencia falle.

Los 6 aspirantes a la gubernatura

Por eso le pido desde ahora que diga cuánto costó la producción, quién es el responsable, a qué empresa contrataron y cuáles son los criterios para seleccionar a los moderadores, porque en ninguno de esos aspectos se hizo un buen trabajo.

Hago votos además porque se corrijan los enormes problemas que se dieron en este intento de debate y que para los que vienen, porque hay un segundo encuentro previsto entre los aspirantes a la gubernatura, además de sendos debates entre los contendientes a las alcaldías de Hermosillo, Guaymas, Cajeme, Navojoa, Nogales y San Luis Río Colorado, y no, simplemente no se puede permitir que su realización quede en manos de ineptos.

La sociedad sonorense se merece debates dude verdad a fin de contrastar ideas y propuestas de quienes buscan gobernarnos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here