Demian Duarte

México tiene condiciones para alcanzar una etapa de estabilidad y crecimiento sostenido en el mismo enfoque de la etapa del “milagro mexicano” o desarrollo estabilizador registrado entre los años 50 y 70 del sigo pasado, consideró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esto en función de la recuperación que registra la economía, lo que plantea un panorama de crecimiento de entre el 5 y el 7 por ciento para este año, además de la perspectiva de que la economía mantenga ese ritmo en los años por venir.

En ese sentido el presidente López Obrador habló de 2 elementos que son esenciales, en especial la integración a la economía de consumo de varias decenas de millones de mexicanos a partir de las políticas de su gobierno, además de la vigencia del acuerdo comercial con los Estados Unidos y Canadá, que fue renegociado de manera exitosa, lo que plantea una perspectiva de crecimiento para México.

El jefe del ejecutivo federal de hecho convocó al secretario de Hacienda en funciones Arturo Herrera (nominado para gobernador del Banco de México) y a Octavio Ramirez de la O, que será su sustituto para que hagan una presentación técnica sobre el estatus de la economía nacional y sus perspectivas.

No obstante comentó varios indicadores como es el de captación de inversión extranjera directa, donde México se colocó en lugar 9 a nivel internacional en el año 2020 al captar más de 29 mil millones de dólares.

En ese mismo enfoque habló del prepago de intereses de la deuda externa del país por 4 mil 36 millones de dólares, así como del repunte de 24.8% de la economía en mayo, reportado por el INEGI, lo que configura una serie de indicios de que la economía mexicana está logrando una rápida recuperación.

“Yo solo adelanto que vamos muy bien en la recuperación económica, que está creciendo la economía, se están recuperando empleos y todos los indicadores reflejan que vamos a salir pronto, antes que otros países y mucho mejor librados, porque no se contrajo deuda, no aumentaron los precios de los combustibles y no se aumentaron los impuestos”, recalcó.

López Obrador subrayó que los resultados son buenos y pidió permiso para presumir su fórmula económica, misma que anticipó va a registrar a fin de evitar plagios, como una forma diseñada en México, distinta de enfrentar una crisis y que da resultados inmediatos.

En ese aspecto recalcó que México tiene condiciones inmejorables para tener una etapa de crecimiento económico y desarrollo sostenidos, en el mismo esquema que lo logrado hace casi 70 años, de estabilidad financiera e inflación controlada, en el enfoque de lo que se llamó el “milagro mexicano” y que dio paso al nacimiento del México moderno.

Dijo que hoy la perspectiva es “Bendito México tan cerca de Dios y no tan lejos de los Estados Unidos” a diferencia de lo que se decía en el pasado de que estábamos lejos de Dios y cerca de los Estados Unidos.

“La integración económica de América del Norte y el Tratado (T-MEC) es un factor que nos permitirá competir con todo el mundo y con éxito, porque la perspectiva era que Estados Unidos se cerraba, y creo que es un logro que incluso nos reconocerán nuestros adversarios”, recalcó López Obrador.

“Se requiere a México para competir, tenemos condiciones muy favorables con población y fuerza de trabajo joven, algo que no tienen Estados Unidos o Canadá, ni tampoco Europa y se necesita en un contexto con Asia en crecimiento acelerado”, dijo.

El presidente señaló además que los trabajadores mexicanos están altamente calificados, lo que permite tener ese entorno favorable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here