Sonora Power 2021

Por Demian Duarte

Es conocido por todos en Sonora que este viernes 5 de marzo inician las campañas para renovar la gubernatura de nuestro estado y de otras 14 entidades y por supuesto es muy conocido el entorno sobre el que se mueve este proceso con 6 candidatos registrados, aunque solamente con 3 que tienen posibilidades reales de estar en la pelea, y estos son Alfonso Durazo, Ernesto Gándara y Ricardo Bours.

El autor es periodista especializado en economía y política con 30 años de experiencia, correo a demiandu1@me.com, sígalo en Twitter en @demiandu, Facebook Demian Duarte y Youtube Sonora Power

De hecho el viernes arrancan formalmente las campañas, sin embargo todos sabemos que este juego tiene ya varios meses que tomó definición y forma, por lo que el viernes 5 de marzo es un mero formalismo, los contendientes ya podrá pedir abiertamente el voto, aunque tengo la impresión de que mucho de lo que sucederá con esa elección ya está más que cantado.

No es lo mismo con las múltiples elecciones que hay en los otros escenarios, pues como sabemos hay 21 diputaciones locales, 72 alcaldías y 7 diputaciones locales en juego, además de de 12 diputaciones de representación proporcional, y en todos los escenarios hace bastante aire.

Y es qué hay de elecciones a elecciones y en el caso de Hermosillo la indefinición y conflictos en la coalición “Va por Sonora” que integra a PRI-PAN-PRD no ha permitido consenso y aunque ya se dice que el neopanista, expriista Antonio Astiazarán va ya de candidato y que a Norberto Barraza Almazán no le dieron ni una candidatura a diputado local, habla con claridad de los escenarios en que se mueven esos procesos.

Hay celos, discordia, protagonismo, arrogancia e imposición, y eso naturalmente que no ayuda en nada a la causa de los señores del Tumor, pero si a la de Celida López Cárdenas, la alcaldesa que busca la reelección y a pesar de la competencia interna en Morena, todo hace indicar que no tendrá problema en ser nominada.

Ahora las candidaturas se están peleando en algunos lugares con una saña sin igual, y es que la sensación del triunfo a la mano, hace que muchos se vayan en la idea de que con ser nominados podrán ir a sentarse de alcaldes, esto pasa en Cajeme donde son los morenistas los que se traen tremendo pleitazo entre 20 precandidatos, donde los mejor posicionados son Sergio Pablo Mariscal, el actual alcalde, y Javier Lamarque Cano el diputado federal del distrito 6.

Ahí los morenistas se han puesto en pie de guerra, y hay todo tipo de precandidatos, desde los diputados locales Ernestina Castro Valenzuela y Héctor Castelo, sin embargo aparece por ahí la figura de José Carlos Galindo, propuesto por algunos grupos como posible candidato de unidad en el municipio.

Los ánimos en Cajeme no obstante están muy crispados entre las distintas facciones de Morena y todo indica que se irán al entorno de la encuesta, donde el resultado es un volado entre Mariscal y Lamarque.

El detalle es que en este que es el segundo frente electoral más importante de Sonora, la discordia, pero ante todo la ambición entre los morenistas podría favorecer al multicitado Tumor, a la inversa de lo que ocurre en la capital del estado.

También las definiciones de algunas candidaturas comienzan a mostrar la ola de intereses y en especial la hoguera de vanidades en que se ha convertido la elección, y es que la coalición PRI-PAN-PRD ya está concretando algunos perfiles y aparece Arturo Fernández Díaz-González como candidato a diputado federal del distrito 3 (Hermosillo Norte) para competir contra la actual diputada Lorenia Valles.

En el otro distrito, el 5 (Hermosillo sur) aparece María Cristina “Kitty” Gutiérrez Mazón como abanderada, para competir probablemente contra Wendy Briceño y esto me hace reflexionar en qué diablos estarán pensando los del PRIANRD, al entregarle a personalidades que forman parte de la más rancia burguesía de Hermosillo las candidaturas con las que según ellos buscan identificarse con el pueblo y las causas ciudadanas.

Veamos Arturo Fernández es actual presidente de la Coparmex-Centro Empresarial del Norte de Sonora, representante del mayor capital que existe en Sonora, el de la familia Fernández y de Javier Gándara; Kitty Gutiérrez Mazón pues es una socialite que creció entre privilegios y es donde simplemente no se entiende el juego de esa oposición que en efecto muestra las garras, muestra las uñas y deja ver realmente a qué intereses han servido desde siempre los partidos que la integran.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here