Apreciado Hernán, editores de El Heraldo de México y de La Octava:

Leí con mucho interés el artículo opinativo que publicaste en El Heraldo de México y en tus redes sociales, creo que además el tema lo llevaste a tu participación en La Octava, y está bien, tienes derecho a tu opinión y a ejercer tu libertad de expresión.

Por supuesto que en todo asunto público en el que se me menciona siempre estoy atento y así como tu ejerces tu derecho a la libre expresión, yo hago lo mismo en mis medios y en mis espacios, además de que recurro al derecho de replica.

Creo que incurres en muchas inexactitudes e imprecisiones, y aunque a mí solo te refieres por nombre en ese primer ejercicio, se y entiendo que tienes preparada una segunda y quizá hasta una tercera entrega sobre el particular.

En ese sentido te comento que veo con preocupación varios prejuicios y valoraciones equivocadas de lo que hacemos y cómo lo hacemos, además de nuestro origen y nuestras verdaderas intenciones, así que te lo aclaro.

Todos los que participamos en las ruedas de prensa del presidente pasamos por un proceso de acreditación, que es además muy exigente, en términos de comprobar audiencias y trayectorias periodísticas, yo tengo un canal en Youtube que es replicado en Facebook que se llaman “#SonoraPower” y “Demian Duarte, Periodista”, pero soy realmente nuevo en esas redes y en ese afán, de hecho mi acreditación no tiene que ver con ellos, yo tengo mi acceso como periodista de radio, medio de comunicación en el que tengo la fortuna de participar en diversas estaciones de Sonora.

Tu hablas de “portales escasamente visitados” y de periodistas “hasta hace poco desconocidos” y la pregunta que yo te hago es sí somos desconocidos de ti, o del público de la Ciudad de México, y te respondo que yo a ti no te conocía hasta hace unos días que me enviaste un correo electrónico al que te respondí y por una llamada que me hiciste, nunca antes de ese episodio te leí, ni supe de tu existencia, y eso no me hace descalificarte.

Los periodistas de eso que ustedes habitantes de la capital del país llaman “de provincia” hacemos ejercicios de comunicación validos, tenemos contacto con nuestras audiencias y en efecto no somos, ni tenemos porque ser conocidos en la Ciudad de México, aunque hacemos coberturas de temas nacionales, regionales e incluso internacionales.

Creo que para tener una visión acertada, tendrías primero que despojarte del prejuicio que les dice a los habitantes del altiplano que todo gira en torno a la Ciudad de México. Te informo que hay 32 estados, hay más de 2 mil 500 municipios, pueblos, ciudadanos, rancherías, puertos y fronteras y que cada región del país tiene sus propias problemáticas, intereses y situaciones, entonces haz a un lado tu regionalismo, tu clasismo y tu sensación de que solo eres tu quien tiene la razón.

De lo que preguntan, plantean , dicen, sus razones y motivaciones de mis colegas en “La Mañanera” no puedo hablar, solo puedo hablar por mi persona y por mi responsabilidad y te aseguro lo siguiente.

Me avala una trayectoria de 31 años en el periodismo, he trabajado con muchos periódicos de la Ciudad de México, con radios e incluso televisoras, hoy en día soy lo que se llama un “periodista independiente” pero tengo varias colaboraciones en medios que se divulgan a través de canales alternativos como bien pueden ser portales de internet, canales de Youtube o Facebook, pero también en los llamados “medios tradicionales”.

Los temas que yo selecciono para plantearle al presidente tienen la gran mayoría que ver con mis áreas de especialidad que son economía y política, sin embargo también le llevo temas e inquietudes ciudadanas, en especial de gente de mi estado y mi región, que me busca para enterarme de sus problemáticas, en estos 2 años y medio que tengo acudiendo a las conferencias del presidente, he llevado a Palacio la problemática de trabajadores mineros, de exferrocarrileros, de ejidatarios, campesinos, pescadores y maestros, gente del pueblo con preocupaciones por la seguridad, los servicios de salud, sus ingresos, la propiedad de la tierra donde viven o donde trabajan.

He expuesto la problemática de seguridad de mi estado, he hablado de la contaminación del Río Sonora como efecto de derrames de Grupo México, he expuesto la situación y corrupciones relacionados al manejo del Fondo Minero, también he abordado necesidades en infraestructura, desarrollo, proyectos inacabados, casos de corrupción, algunos presuntos, otros demostrados y todo ese trabajo se ha hecho en beneficio de los habitantes de mi ciudad, de mi estado y de mi país.

He tomado casos de otras regiones, de personas que me buscan y me he puesto al servicio de los ciudadanos.

Ante todo me conduzco con respeto al presidente y a los funcionarios del gobierno federales, a mis compañeros periodistas y reporteros a la audiencia.

Tu dices que las preguntas que hago te hacen “levantar la ceja”, dices que este esfuerzo ha “terminado por desvirtuar un ejercicio de comunicación sin precedentes y que hacen falta criterios más claros para decidir quien puede formar parte de las mañaneras y en qué condiciones”.

Yo te digo que es al contrario y que es por la presencia de reporteros y periodistas de otros lugares del país que el presidente tiene un pulso más certero de lo que ocurre en las regiones y es así como se ha dado solución a problemáticas sociales, que de lo contrario seguirían, ahí estancadas, colocadas en una espiral de burocracia y corrupción.

Afortunadamente no eres tu quien define quiénes y cómo accedemos a “la mañanera” y debo decirte que me sorprende que un personaje como tu, que presume y exhibe cartas credenciales de tanta rimbombancia, no alcance a identificar estas realidades que te explico.

Creo que además de tus prejuicios, tu regionalismo y tu ignorancia, tendrías también que despojarte de ese clasismo y el modo grosero y prepotente con el que te conduces, y creo que en especial debes de dejar de hacer juicios de valor sobre temas que desconoces.

Nunca te he visto en una mañanera y por las preguntas que me hiciste en nuestra llamada, tengo la certeza que todo lo que dices en tu artículo es en base a rumores y señalamientos sin sustento, y a tus interpretaciones muy personales.

No comparto tu punto de vista, es más te invito a que un día de estos cumplas con los criterios y requisitos que hay para acreditarse en la mañanera y que acudas muy temprano a Palacio, madrugues y te pongas en la fila a fin de que compruebes si es cierto eso que dices de que la gente más humilde y necesitada va y nos ofrece dinero a los periodistas para que le expongamos al presidente su problemática, sea esta particular o colectiva.

Tu haces un ejercicio de comunicación y periodismo, eres opinólogo y comentócrata, tienes espacios y lo celebro, porque pareces una persona inteligente, te invito a ejercer ese gran poder que tienes con un dejo de responsabilidad y que no caigas en el facilón criterio que aplica la llamada “hampa del periodismo” y que parte de que lo que no mancha, por lo menos tizna.

Y no, a mi no me haz tiznado.

Saludos

Demian Duarte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here