Demian Duarte

Sonora ejecutará un ambicioso plan carretero durante el sexenio 2021-2027 que parte de interconectar a Chihuahua y Sonora, además de ampliar la red carretera estatal a fin de lograr mayor eficiencia en el transporte de mercancías y pasajeros, detalló Alfonso Durazo Montaño.

El gobernador electo detalló que su plan carretero incluye resolver el conflicto que mantiene detenida la obra e la carretera federal 15, mejor conocida como “cuatro carriles” en el tramo Imuris-Nogales, mismo que es objeto de un diferendo entre la empresa Petros y Asfaltos S.A. de C.V. y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

“Se trata de un conflicto por un tramo, por alrededor de 50 millones de pesos y yo creo que es necesario tener la voluntad política de hacerlo, ya sea que sea el gobierno del estado el que los aporte, o la federación, o ambos a partes iguales y que una vez que se resuelva el conflicto se reintegre el crédito puente”, dijo.

Lo importante es que se termine la obra y quien pague el que tiene la responsabilidad, lo que no se puede quedar es que por una cantidad así, quede interrumpida una vía internacional por un conflicto de esa naturaleza.

Explicó además que hay una multitud de proyectos de infraestructura en comunicaciones, carreteras, puertos y un aeropuerto, como es la ampliación de la carretera federal 2 en el tramo de Caborca-San Luis Río Colorado, Yécora-Guaymas, Sonoyta-Puerto Peñasco, Hermosillo-Bahía de Kino y Caborca-Él Sásabe entre otros, que implican inversiones de miles de millones de pesos.

La más importante es precisamente el trayecto Yécora-Guaymas y aunque ya existe una carretera que une la frontera de Chihuahua con Hermosillo, pero es una carretera que no tiene condiciones para carga o tráfico pasado, por lo que estamos con la idea de hacer una red de carriles rebase, de modo que sea una carretera de 3 carriles.

Solo en el plan para la carretera que unirá a Chihuahua con Guaymas se estima una inversión de 5 mil 900 millones de pesos, donde se buscará construir una carretera adicional de 100 kilómetros desde el punto conocido como La Misa hasta el puerto, lo que ahorrará al menos 2 horas y media de trayecto.

Mi propuesta —dijo— es que la carretera se amplíe hasta La Misa, para unir al punto hasta a Guaymas, con esa carretera vamos a trasladar producción industrial, manufacturera y agropecuaria, además del turismo, yo propongo que esa carretera sea concesionada al sector privado, de tal suerte que quienes no quieran pagarla bajen a Hermosillo y después a Guaymas.

No hay todavía proyectos ejecutivos, pero todo es a partir de la perspectiva de conveniencia nacional y estatal.

“Los vamos a empujar hasta sacarlo, hablamos de inversiones millonarios, por ejemplo de Guaymas a Chihuahua hablamos de 5 mil 900 millones de pesos y no se hace de un día a otro porque es un mundo de dinero, pero necesitamos hacerlo, esto es estratégico para el desarrollo de Sonora”, recalcó.

Este plan carretero tenemos que asumirlo como proyectos estratégicos, que requieren esfuerzos de todo tipo, desde infraestructura hasta presupuesto, y yo estoy pensando en hacer concesiones para financiarlo.

Ahora también hay que hacer las cosas de manera estratégica, porque tener la carretera no sirve de nada, si el puerto no puede operar la carga, ya conseguimos 2 grúas tipo Panama, pero no hay condiciones para instalarlas en el muelle, por lo que además tenemos que trabajar en la base estructural.

Con esas grúas podemos mover 200 millones de toneladas, pero necesitamos instalarlas, y todo lo tenemos que hacer de manera gradual, para hacer las cosas de esa dimensión, hay que proponerlas y hacerlas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here