La ausencia de jóvenes en la vida política de Sonora se debe a que un grupo político se ha adueñado del poder durante décadas y aquellos que han entrado han tenido que pasar por la bendición, la complicidad y la corrupción de ese grupo, reprochó Alfonso Durazo Montaño.

El candidato a gobernador del estado sostuvo un diálogo directo con jóvenes líderes de la entidad, donde escuchó sus inquietudes en temas como violencia de género, alimentación sana para niños y adolescentes en las escuelas, acceso a la salud mental y apoyo a pequeños empresarios.

Además de recordar algunas de sus propuestas como el programa de créditos para emprendedores, las becas estudiantiles, y la Ciudad Universitaria en Cajeme, Durazo Montaño se comprometió a darle a los jóvenes una participación estelar en el nuevo gobierno mediante la integración mitad hombres y mitad mujeres, y mitad jóvenes y mitad secretarios con experiencia en el gabinete estatal.

El objetivo, señaló, no es sólo recuperar el gobierno para ponerlo al servicio de la gente, sino crear una nueva clase política que cambie las formas políticas, como el culto a la mediocridad, a la personalidad y a las frivolidades que caracterizan al actual grupo gobernante.

“Tenemos que crear -esa va a ser la cereza del pastel- una nueva clase política. Y estas, estos jóvenes que van a participar en mi gabinete serán jóvenes con visión progresista. ¿Y qué es para mi la visión progresista? Honestidad, sensibilidad política, compromiso social y capacidad”, explicó.

El candidato de la alianza “Juntos haremos historia en Sonora” (Morena, PT, Verde Ecologista, Nueva Alianza Sonora”, insistió en que cualquier cambio sólo es posible desde las aulas, con los jóvenes y con las mujeres sonorenses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here