Demian Duarte

El gobernador electo de Sonora Alfonso Durazo Montaño abundó en detalles sobre el proyecto de la empresa eléctrica que su gobierno tiene previsto construir y en el que se invertirán al menos 2 mil millones de dólares.

Recalcó que se trata de un plan que consta de una central solar, pero también de la interconexión eléctrica entre Sonora y la península de Baja California a fin de abastecer de flujo eléctrico al vecino estado.

En ese contexto explicó que la planta estará operativa para marzo del año 2024 y que se basa en la generación de energía a partir de la radiación solar, en un predio de 2 mil hectáreas a ubicar en el municipio de Puerto Peñasco.

“Podría crecer a 3 mil hectáreas, la única condición que nos pone el presidente es que terminemos antes de marzo del 2024, pues no quiere dejar ningún proyecto a medias, es una inversión de aproximadamente 2 mil millones de pesos y las dimensiones del proyecto nos permitirán abastecer de energía a Baja California”, manifestó.

Durazo Montaño anotó que ya se tuvo una segunda reunión para avanzar al respecto en el Centro de Convenciones de Puerto Peñasco durante la reciente visita presidencial el pasado viernes y que se espera además tener una tercer reunión en la capital del país.

Explicó que se hará una coinversión con la Comisión Federal de Electricidad, de modo que la compañía tendrá 2 propietarios y el gobierno de Sonora tendrá el 46% de las acciones y la CFE el restante 54%.

También explicó que se buscará disponer de energía suficiente para abastecer al estado y que habría una consideración especial para la población más humilde del estado a fin de ofrecer tarifas más baratas que las de mercado para ellos.

“Se trata de amortiguar el pago, el costo de la energía eléctrica para las personas de menores recursos y si tenemos prisa por integrar el proyecto, por eso abordaremos el tema la semana próxima en la capital del país”, agregó.

Anteriormente se informó que la energía que produzca la empresa será vendida a la CFE y que este flujo eléctrico sustituirá el subsidio también conocido como tarifa 1F y que cuesta a la federación entre 450 y 600 millones de pesos al año, por lo que al final del día todos los sonorenses tendrán acceso a energía más barata.

Recalcó que la capacidad de generación de que dispondrá la compañía eléctrica permitirá incluso tener excedentes que son los que se venderán al vecino estado de Baja California, que a la fecha es un importador de electricidad del mercado de Estados Unidos, específicamente de California.

En ese sentido Durazo Montaño comentó que con este proyecto Sonora buscará entrar al mercado con su propia energía, a pesar de que la entidad ya es autosuficiente en cuanto a la energía que se genera aquí en diversas centrales de ciclo combinado, que sin embargo hacen al estado dependiente de la importación al territorio estatal de diversos combustibles como el gas natural, y el combústoleo.

Dijo que Sonora se encuentra en la franja de mayor exposición a los rayos del sol en el mundo y que eso le da un potencial especial, por lo que se buscará aprovechar esa irradiación de energía para generar el flujo eléctrico y tener esa capacidad.

El proyecto, del que tendrá reuniones la semana próxima en la Ciudad de México, definirá tecnología, capacidades instaladas, esquema de asociación y otros detalles como el plan de interconexión con Baja California, asunto del que Alfonso Durazo dijo s estratégico e incluso de seguridad nacional, pues a la fecha Baja California depende de los Estados Unidos para abastecerse, lo que en cualquier momento puede cambiar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here